Mantenimiento de flotillas

Edgar Palacio
Escritor,
amante de la velocidad.

El mantenimiento y cuidado de una flotilla de automóviles puede llegar a ser un dolor de cabeza y también afectar de manera negativa la economía de una empresa. Si se lleva una correcta administración de todas las unidades, el precio puede llegar a disminuir, pues en lugar de requerir reparaciones, será mantenimiento. Afortunadamente al día de hoy se puede llevar este mantenimiento con ayuda de diferentes softwares, sin embargo, hay recomendaciones adicionales fuera del software que pueden ayudar al buen cuidado de la flotilla.

Antes de permitir al operador hacer uso de la unidad, este deberá estar capacitado para que pueda ocupar la unidad de manera adecuada. Un mal uso de ésta y las reparaciones serán caras. Es por esto que en Suotepower te recomendamos lo siguiente:

1. Hay que dejar enfriar la unidad antes de apagarla por completo. Mientras que la unidad está funcionando, el turbo está girando y el aceite está lubricando las partes móviles. Si presenta un cambio brusco de temperatura el aceite puede llegar a carbonizar. Se convierte en pequeñas piedritas que a la larga dañarán la flecha del turbo. Esta falla es una de las más comunes en un turbo.

 

2. Mejor tanque lleno que tanque vacío. Si la unidad se mueve en espacios con mucho polvo es importante mantener los tanques bien cerrados. Por física si entran residuos sólidos al tanque, estos se asentarán en la parte baja, si el tanque de combustible se vacía, todos estos residuos sólidos pasarán al motor. Por esto, es recomendable no ocupar la reserva de combustible.

3. Cambio de filtros. Entre más seguido, mejor. Los filtros son los encargados de garantizar la limpieza dentro del motor. Recordemos que los motores funcionan a miles de revoluciones por minuto, un residuo sólido dentro podría causar gran desgaste de las piezas y una vida útil más corta, en el caso de los motores de diésel, el filtro de combustible se cambia más seguido a comparación de uno de gasolina.

4. Conducir a revoluciones adecuadas. Forzar el motor a muchas revoluciones o hacer cambios con bajas revoluciones desgasta el embrague de manera más rápida. El motor a diésel obtiene el cambio de velocidad a las 2,000 rpm y es recomendable no llevarlo arriba de las 3,500 rpm.

5. Revisiones periódicas y registro de actividad. Es importante mantener una revisión periódica de las unidades. En caso de que exista una falla esto permitirá que sea tratada antes de que empeore. Si un operador encuentra una falla, registrarla y  haz la revisión, si se realizó un cambio o reparación de alguna pieza, mantén todo por escrito para futuras dudas, lleva un registro de todas las actividades que se realicen en la unidad.

Todos estos consejos podrán llevar a que el mantenimiento de una flotilla disminuya, no solo está en el software, sino también en la manera en la que se opera la unidad. Un operador correctamente capacitado y con conocimiento de la unidad hará un mejor uso de ella.

En Suotepower podemos dar mantenimiento a los turbos de tus unidades, así mantendrás su vida útil por más tiempo, puedes llamarnos a la línea suotepower 800 890 1645 para que uno de los asesores te visite con más información.

Contacto